El cristianismo en la historia




6€

 
 











Subrayar los orígenes históricos del cristianismo y su desarrollo en el espacio y en el tiempo es mostrar la existencia del mundo sobrenatural, más real aún que el humano. El cristianismo no es una ideología o sólo fa subjetiva. Por ejemplo Renán, en el siglo XIX, negaba la posibilidad del milagro y por eso negaba la divinidad de Jesucristo. Dios no pertenece al ámbito de lo subjetivo sino de lo objetivo. Negar la historicidad de la Iglesia, o las intervenciones de Dios a lo largo de la historia es vaciar de fundamento a la propia Iglesia. EN el libro se muestra con algunos ejemplos históricos, ese cruzarse entre Dios y los hombres: los documentos primeros del cristianismo, los papiros y códices que conservamos de la Sagrada Escritura, especialmente del Nuevo Testamento, la llamada de Dios a la santidad y su reflejo en las vidas de cristianos, el milagro de los mártires, la regla y la defensa de la fe, la inculturación del mensaje evangélico en diversas culturas, el problema del mal, la lucha de la Iglesia ante las ideologías, la acción social de la Iglesia, la santificación del trabajo, etc. Terminaremos con la esperanza cristiana en el beato Juan Pablo II. Se podrían haber escogido otros ejemplos, pero nos parece que estos pocos muestran sobradamente ese cruce de Dios con los hombres y de los hombres con Dios. Cristo ha permanecido con nosotros estos siglos, como estuvo con sus discípulos desde la Resurrección hasta la Ascensión, no en vano el dí de su marcha al cielo, afirmó: “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28,20) José Carlos Martín de la Hoz, Licenciado en Ciencias Geológicas por la Universidad Complutense de Madrid y Doctor en Teología (Especialidad de Teología Histórica e Historia de la Teología) por la Universidad de Navarra